Prueba de manejo: nueva Hilux 2016

noviembre 8, 2015 en Pruebas por Mauro Osorio

Nueva Hilux 2016

Test drive del lanzamiento más esperado en Argentina: nueva Hilux 2016. Probamos la pickup de Toyota en ruta, caminos rotos y barro, mucho barro. Fotos. 

  • Toyota Hilux VIII
  • Origen: Argentina
  • Precio: desde $330.800 hasta $630.000.
  • Garantía: tres años o 100 mil kilómetros.
  • Versiones probadas: SRV, SRV Pack y SRX, todas con tracción 4×4, motor 2.8 TD, cajas manual y automática de sexta.

DESDE MENDOZA. Durante el lanzamiento regional de la nueva Hilux 2016, Toyota organizó un test drive para los casi 160 periodistas de Argentina y Uruguay que fueron parte del evento (los brasileños llegaron después). La prueba de manejo consistía en tres circuitos que incluían autovía, caminos de tierra consolidados, un tramo de tierra suelta de 6 km y recorrido especial por grandes cráteres creados ad hoc por un ingeniero japonés para mostrar todas las virtudes de la nueva Hilux.

A nosotros nos tocaba el que era a priori el peor horario, el de la tarde, ya que la novedad se la llevarían quienes probaran la Hilux 2016 por la mañana. Sin embargo, un invitado inesperado llegó a la fiesta: por la tarde hubo barro, mucho barro, producto de una inusitada lluvia que cayó en Mendoza, una de las provincias más áridas del país. Tal es así que las Hilux tuvieron una primera tarea que no estaba en los planes: rescatarnos del empantanamiento que sufrieron los colectivos que nos llevaban a la prueba.

Así las cosas, pudimos probar -o mejor dicho disfrutar- de la nueva Hilux en su hábitat natural.

Exterior

Nueva Hilux 2016

Si usted es un recién caído del estribo, le resumimos de qué se trata la Hilux 2016. Es la octava generación de esta pickup del segmento D que tiene como principal rival… a la séptima generación de Hilux. Decimos esto porque se trata de un modelo tan exitoso que casi dobla en ventas a sus competidores, por lo que su desafía será lograr mantener los números de su predecesora.

La Hilux anterior llevaba ya 10 años en el mercado (se empezó a producir en la planta de Zárate en 2005) pero nunca bajó sus niveles de venta. Toyota podría seguir produciéndola y se seguiría vendiendo, gracias a su probada confiabilidad. El problema es que la alabada robustez de la Hilux VII se estaba volviendo rusticidad, y se sabe que es mejor prevenir que curar.

Sacando la nueva y enorme trompa, el diseño de Hilux es como el de todas las pickups del segmento: sencillo. Los únicos detalles que sobresalen son el tamaño del pasarruedas trasero, que sobresale bastante y el jugetón diseño del pilar que va detrás de las ventanillas traseras, con una pequeña curva. El resto, como siempre, queda en las llantas, el elemento diferenciador más sencillo de la industria del automóvil.

Nueva Hilux 2016

La única foto sin barro que encontramos de la Hilux 2016 en nuestro carrete fotográfico.

Volviendo a la trompa, los debates ya comenzaron entre quienes la hallan desproporcionada y quienes se enamoraron a primera vista. Quizás el objetivo principal haya sido simplemente lograr un diseño diferenciador y en ese caso no está mal. El resto, son gustos. Las luces LED, exclusivas de las versiones más caras, ayudan a darle personalidad.

Nueva Hilux 2016

Las dimensiones de la nueva Hilux son mayores que en la versión anterior, aunque no demasiado (ver más). La que más se nota es el ancho, que benefició un poco al espacio interior. Atrás, la caja de carga de las doble cabina se beneficiaron con unos centímetros más. Tiene 30 mm más de altura (480 mm), 25 mm más de ancho (1540) y 5 mm más de largo (1525), mientras que la capacidad de carga es de hasta 990 kilogramos, y la de remolque de hasta 3500 kilogramos.

Nueva Hilux 2016

Del resto del diseño de la Hilux no tenemos mucho más que decir, salvo una anécdota. Durante una cena en la que compartimos mesa con altos directivos de Toyota Latinoamérica, un periodista preguntó por qué no habían optado por el logo TOYOTA en grandes dimensiones al viejo estilo, como algunas de las versiones que se están vendiendo en Tailandia. El ejecutivo hizo una rápida encuesta entre los presentes y ante el resultado favorable, le indicó a un asistente que lo tengan en cuenta, quizás para ofrecerlo como opcional, ya que de la planta de Zárate también saldrán unidades con esta estampa vintage, que se venderán en Colombia.

Interior

Nueva Hilux 2016

La gran misión que enfrenta la nueva Hilux 2016 es poder equilibrar la robustez característica con un andar menos rústico. Los clientes de la marca reconocen las virtudes de irrompibilidad de la Hilux, pero también les gustaría mantener sus riñones y espalda enteros. He aquí el quid de la cuestión: lograr un confort al volante similar al de un auto sin sacrificar robustez.

El nuevo habitáculo es más cómodo y sobre todo menos ruidoso, gracias al empeño que han puesto los ingenieros japoneses en mejorar la insonorización. Los ruidos de afuera se sienten muy poco y no hay vibraciones ni chillidos. El sonido del motor ingresa en la cabina solamente cuando lo hacemos subir en vueltas, sobre todo en rivadas pronunciadas y usando la reductora. No hay que olvidar que nos encontramos detrás de un 2.8 litros.

La posición de manejo está bien lograda y en la versión más cara, la butaca se ajusta eléctricamente. El volante es nuevo (se regula en altura y profundidad) y tiene bastantes controles para la computadora de abordo y el audio y las llamadas. Los botones, si bien son muchos, están bien diseñados para evitar accionamientos por error.

El nuevo tablero de instrumentos también tiene buen diseño, con relojes clásicos sencillos de leer y una pantalla a color que hace las veces de computadora de abordo. La información se despliega en cuatro “pestañas” que se pueden seleccionar desde el volante, de modo que toda la información necesaria se puede observar aquí, sin necesidad de desviar la mirada hacia la gran pantalla central.

Esta pantalla principal tiene muy buen tamaño y en general se lee bien, salvo que tengamos el sol en la peor posición. Su diseño de tipo flotante no nos agradó demasiado (es más linda la de la SW4) pero cumple su misión a la perfección. Mención aparte para el antiquísimo reloj digital que persiste en los modelos de la marca, desde el Corolla hasta la RAV4.

Más abajo tenemos los controles de la climatización y un nuevo selector para el tipo de tracción. Toyota jubiló la clásica segunda palanca para conectar la doble tracción y ahora el cambio se realiza desde esta perilla. Además está el botón para desconectar el control de estabilidad y en el medio, detrás de la selectora de cambios, tres botones más que ya explicaremos más adelante.

El espacio en las plazas traseras es correcto para tres adultos sin sobrar nada, y se vio levemente beneficiado por el mayor ancho de la Hilux 2016. Hay una salida de aire central para mojorar el clima y dentro de la gaveta central (que hace de apoyabrazos) Toyota colocó una utilísima toma de 220 volts, que permite enchufar, por ejemplo, una computadora.

Nueva Hilux 2016

La calidad de terminación también es correcta, sin lujos pero con materiales resistentes que se banquen el día a día. Nuevamente aparece aquí el objetivo de Toyota de mejorar el confort pero sin sacrificar resistencia.

En resumen, el nuevo habitáculo de la Hilux 2016 tiene un saldo muy positivo, con mejoras interesantes de confort, sumando tecnología útil como la combinación del nuevo volante multifunción con la computadora de abordo con pantalla color (que no viene en las versiones más básicas). Las butacas también han mejorado, pero el mayor logro es el de la insonorización del habitáculo, que los miles de usuarios del día a día de la Hilux van a agradecer. Este sólo ya es un argumento importante a la hora de decidirse a renovar o no la Hilux.

Nueva Hilux 2016

Equipamiento

Mención aparte para el equipamiento, porque aquí Toyota ha hecho las cosas como más nos gusta: ha mejorado muchísimo en seguridad, que es lo que cuenta. El control de estabilidad de serie es un enorme punto a favor y se suma al tercer airbag de rodilla que también viene en todas las versiones, al igual que el  control de tracción (TRC), control de balanceo de remolque (TSC), asistente de arranque en pendientes (HAC), luces de frenado de emergencia (EBS) y luz antiniebla trasera.

Cabe mencionar además que LatinNCAP hizo una prueba de choque de la Hilux fabricada en Tailandia y le dio cinco estrellas, la máxima puntuación. Toyota está tan segura de la calidad de su pickup que se comprometió a patrocinar una nueva prueba, ahora con una unidad made in Argentina, para certificar que no hay diferencias de construcción.

El resto del equipamiento de serie no es muy amplio, teniendo en cuenta que Hilux tiene versiones muy básicas destinadas a flotas. Se destacan el volante multifunción regulable en altura y profundidad y el audio con bluetooth (permite escuchar música que tenemos en el celular por streaming, además de las otras conexiones) . No mucho más.

También hay que informar que Toyota agregó una nueva versión tope de gama llamada SRX que viene con mucho equipamiento, pensada más para un cliente recreativo. Aquí se destacan el ingreso y arranque manos libres, cámara de retroceso, asiento de conductor de regulación eléctrica y algunos detalles más que pueden consultarse en las fichas técnicas.

Versiones SRV-SRX.

Cabina simpre DX. Cabina doble DX.

En marcha

Nueva Hilux 2016

Bueno, ahora lo lindo, la Hilux en marcha. Durante las pruebas, los periodistas íbamos subiendo y bajando a distintas unidades, todas SRV o SRX con el nuevo motor turbodiésel 2.8 de 177 caballos. La mayoría tenían la nueva caja manual de sexta (420 Nm de torque) y una nos tocó con caja automática (450 Nm de torque). Además de este motor hay otro diésel de 2.4 litros y 150 caballos (400 Nm de torque) que no probamos y más adelante se agregará probablemente un naftero.

Los motores de la Hilux 2016 están preparados para la norma Euro 5, que regirá el año que viene, y el fabricante recomienda combustible diésel premium.

De entrada, vamos a enunciar nuestra hipótesis respecto a lo que Toyota pretende con los nuevos motores: propulsores bien equilibrados, que consuman menos que la generación anterior (sin llegar al dowsizing europeo de Amarok), con la potencia necesaria para el segmento sin hacer alardes (debajo de la más americana Ranger). La japonesa Hilux toma la gran vía del medio.

Pero los cambios no quedan ahí, Toyota además modificó el chasis, con largueros más resistentes, y trabajó mucho la suspensión, para lograr un andar más confortable sin sacrificar resistencia. Los elásticos traseros son más largos y eso se nota, ya que mejoró el recorrido máximo de la suspensión (ver foto de abajo). Lo interesante del caso es que a pesar de esto la parte trasera rebota menos que antes, pese a que las camionetas iban descargadas. Toyota ha hecho un buen trabajo ahí.

Nueva Hilux 2016

Los elásticos de mayor longitud le dan más recorrido a la suspensión trasera.

El otro aporte fundamental al desempeño de la nueva Hilux 2016 es el de la electrónica. El control de estabilidad, los asistentes de partida y descenso y el control de tracción hacen de la Hilux un vehículo controlable en casi cualquier terreno por el conductor menos experimentado, como lo comprobamos con algunos colegas dedicados a los negocios que nunca habían manejado una pickup. Sortear grandes cráteres en subidas a 45° o doblar a 40 km/h en barro bien suelto es casi como jugar un videogame con la nueva Hilux.

El comentario que corrió durante toda la presentación de la Hilux es que las ART de las compañías mineras y petroleras exigen este tipo de asistencia electrónica a la hora de decidir compras de flotas. No sabemos si es así o no, pero celebramos la decisión de hacer una Hilux for dummies.

Además, para evitar catástrofes, Toyota mejoró el cubrecárter, de manera que no nos dolió tanto una piedra traicionera.

Nueva Hilux 2016

Lograr tracción en rivadas con pozos es sumamente sencillo con la ayuda del bloqueo de diferencial, que en el caso de las SRX está presente también en el eje delantero. La baja, que se conecta con la nueva perilla (el vehículo debe estar detenido), convierte a la Hilux en un verdadero tractor, que tironea para adelante gracias al generoso torque a bajas vueltas.

Hay tres modos electrónicos (disponibles a partir de la versión SR) que queremos destacar porque son muy interesantes y se habilitan desde botones que están ubicados detrás de la caja. El Eco Mode es el menos divertido, del que no podemos decir mucho, ya que no pudimos medir consumos. Como el nombre lo sugiere, este modo ecológico busca el ahorro de combustible, gracias a una reacción más lenta de del acelerador y la caja, en caso de ser automática.

Nueva Hilux 2016

El opuesto es el Power Mode (PWR Mode), que hace las delicias de niños y adultos. Ajusta al máximo la reacción del acelerador y creo que será todo un argumento de ventas para los que quieren divertirse en el barro con su pickup. Hasta el sojero más adusto tendrá una sonrisa campo adentro con el Power Mode.

El último es el iMT, que es muy interesante. Activándolo (hay que hacerlo cada vez que se pone en marcha) ajusta las vueltas del motor para hacer rebajes más suaves. En forma similar a la que hacen los pilotos de competición, sube las RPM para que, al bajar un cambio, el motor enganche a las vueltas correctas para evitar el frenado brusco. Nos pareció una rareza interesante que Toyota incluyera esta función en la Hilux.

Nueva Hilux 2016

Así es el tablero de la Hilux, con la interesante pantalla color de 4,5″ al medio, que trae toda la información necesaria. Volante de cuero y control de velocidad crucero para la versión SRX.

El tramo en autovía fue el menos representativo de los tres circuitos que probamos, ya que por el tipo de ruta (máxima de 110 km/h con un instructor excesivamente controlador) poco se pudo apreciar en condiciones habituales de manejo. Pudimos comprobar que el ruido del viento se siente un poco a la altura del parante A, aunque a valores normales, y un poco también el ruido de rodadura de las cubiertas.

La selectora de la caja manual es otra mejora importante de la Hilux 2016. Toyota ha logrado acortar su recorrido, que era uno de los puntos flacos de la generación anterior, que se parecía a los comandos de una retroexcabadora. Como datos adicionales, podemos agregar que la sexta marcha logra bajar mucho las revoluciones del motor para viajes más placenteros (no más de 2.600 vueltas a 110 km/h) y que la recuperación 80-120 km/h en cuarta marcha está en el orden de los 10,3 segundos, medidos un poco precariamente, con 4 adultos y sin carga. Cuando el instructor no miraba 😉

Nueva Hilux 2016

La dirección tiene asistencia hidráulica y se la siente relativamente comunicativa, aunque los cortos trayectos no dejaron probarla demasiado. Tampoco nada parecido a la maniobrabilidad en ciudad, solamente se destaca la cámara de retroceso en las versiones más caras. Obviamente no pudimos medir consumos, como referencia hay que mencionar los datos que informa Toyota, que dice haber mejorado un 10% el rendimiento de los dos motores.

El tanque de combustible sigue teniendo 80 litros.

A modo de conclusión del andar de la nueva Hilux, hay que decir que Toyota puso el foco en la racionalidad, con un motor que tiene toda la potencia necesaria sin caer en desproporciones. Todo el tren motor ha mejorado, logrando un andar más confortable que además tiene la apariencia de no haber perdido robustez, aunque en este punto hay que decir que sin cargas en la caja no podemos tener una evaluación definitiva.

Llegando

Nueva Hilux 2016

La nueva Hilux 2016 tiene un montón de rivales en nuestro mercado, y pronto tendrá más, con la llegada de las tres pickups que Nissan hará en Córdoba con la Frontier como base. Sin embargo, el rival más importante de la Hilux VIII es la Hilux VII. El modelo saliente casi dobla a sus rivales en números de venta y tiene el 40% del mercado. Se ganó ese status gracias a su fiabilidad, su valor de reventa y el servicio de postventa de Toyota.

La nueva Hilux deberá demostrar que está a al altura de su predecesora reparando su único punto débil, el confort de marcha. Nuestro test drive dice que sin dudas lo logró. Hilux logró ponerse muy cerca de Amarok en eso de hacer una pickup que se sienta como un auto.

¿Cuánto se sacrificó para lograr este confort? En principio, no parece haber pérdida, pero una vez más habrá que esperar para un test más intensivo. La electrónica al servicio del conductor es el otro punch de la nueva Hilux. Este combo de asistentes invisibles hace de la Hilux un vehículo muy fácil de manejar en terrenos complicados hasta para al más caído del catre.

El rey ha muerto. Larga vida al rey.

 Nueva Hilux 2016

Seguinos en Facebook o Twitter.

Para recibir más novedades de este tema te podés suscribir por mail a nuestro boletín.

 

Galería de fotos

 

Comentarios