Por qué nunca se deben apoyar los pies en el tablero del auto

Agosto 10, 2017 en Seguridad Vial por Mauro Osorio

pies en el tablero

En Estados Unidos se viralizó el caso de una mujer que sufrió graves lesiones en un choque leve por llevar los pies en el tablero del auto. El airbag se abre a 70 km/h y lleva las piernas hasta el rostro.

En varios medios de Estados Unidos se difundió el testimonio de Audra Tatum, una mujer de Georgia que sufrió un accidente no muy grave hace dos años, cuando viajaba de acompañante en un auto bastante seguro. El problema fue que llevaba los pies apoyados en el tablero, una costumbre bastante común en viajes largos, que inclusive se utilizaba en publicidades hace no mucho tiempo.

Fiat 500 cuánto falta

Captura de la publicidad del Fiat 500 conocida como “cuánto falta” de sólo dos años atrás.

Ahora Tatum quiere advertir al resto de los peligros de apoyar los pies en el tablero, algo que su marido hacía con ella, pero a lo que no prestaba atención. En un choque en un cruce (lo que en inglés se conoce como T-boned), se desplegó el airbag frontal y una de las piernas de Audra terminó, literalmente, en su cara.

Tatum tiene ahora seis tornillos y una barra de metal en la pierna, que no quedó bien. El motivo no fue el choque en sí, sino la explosión del airbag del acompañante. El airbag utiliza sistemas de aire comprimido que fueron creados para lanzar torpedos en la segunda guerra mundial.

Hay que pensar que los airbags deben abrirse suficientemente rápido para evitar que la persona golpee contra el tablero, algo que en un accidente sucede muy rápido. La velocidad de despliegue de una bolsa de aire es de alrededor de 70 km/h, por lo que tarda milisegundos en inflarse. Si no fuese así, no serviría para nada.

50e39b9a-244f-4310-adc5-f0383d5aec93-large16x9_AudraTatumwasridinginthepassengerseatofthiscarwhenittbonedanothervehicle

El accidente en sí no fue grave, pero apoyar los pies en el tablero le causó graves daños a Audra Tatum.

Para completar el panorama, Tatum no tenía el cinturón de seguridad puesto, algo que jamás debe hacerse en un auto con airbags (ni en ningún otro). El femur se rompió en cuatro partes y su propio pie le lesionó los huesos de la cara y hombro. Los médicos le dijeron que si no hubiese llevado los pies en el tablero, ella podría haber salido caminando del accidente.

Imaginar la situación debería ser suficiente para nunca, pero nunca más, apoyar los pies en el tablero del auto.


Seguinos en Facebook o Twitter.

Para recibir más novedades de este tema te podés suscribir por mail a nuestro boletín gratuito.

 

Comentarios